Elija un idioma



Aparatos de retención

La retención sirve para estabilizar el éxito del tratamiento tras la retirada del aparato ortopédico. La retención debería por lo menos durar lo mismo que la fase activa del tratamiento; a veces son necesarios unos tiempos de retención significativamente superiores. Son habituales diferentes técnicas de retención. La elección de los aparatos de retención (retenedor) se basa en el tipo y el alcance del movimiento dental precedente y debe contemplar el riesgo de reaparición de la posición errónea del diente.

Los retenedores fijos dificultan la higiene bucal, de forma que los pacientes con retenedores adhesivos deben ser asesorados en la profilaxis de la caries.

Al principio, los retenedores extraíbles deben llevarse todos los días, transcurridos unos dos años un día de cada dos, a continuación una o dos veces por semana.